Seguidores

viernes, 18 de diciembre de 2015

SE ACABA EL AÑO


SE ACABA EL AÑO, y todo se queda en un rincón de nuestra mente. Parece obligado reflexionar, pero aunque habría que hacerlo todos los días, la excusa de las prisas y el cansancio, nos despistan nuestras neuronas  y no hacemos mucho  caso.
Sí, se nos ha ido en un santiamén estos 12 meses con sus gozos y sombras, sus inquietudes y preocupaciones.  Nos parece mentira cuando preparábamos la Navidad hace poco y volver ahora otra vez, pensando todos en evaluar el año: desde lo que nos propusimos, a lo que hemos conseguido y esperar hacerlo mejor de lo que lo hemos hecho.
 Se cierran capítulos vitales, etapas evolutivas y se abren otros sueños y objetivos y se ilusiona uno por recomenzar con  nuevos propósitos en los mas cercanos: la familia, el trabajo, la salud, las cosas que nos satisfacen, inmediatas y sencillas, los hijos y los nietos, o  mas simples y materiales: lo que podíamos tener y no tenemos  (coche, ropa, tecnología etc.) o pensar en que “nos toque, algún día,  la lotería”, (algunos sin intentar jugar); y pensar en aquellos que no tienen el apoyo de sus seres queridos, y se sienten solos, o  pensar también, en cambiar de vida porque esta se nos queda muy “vacía” en nuestro crecimiento personal  y  no  nos  gusta.
 En fin, que nuestros deseos a corto plazo se cumplan. .
La Navidad que estamos viviendo es de nuevo renacer, renovar, reformar y respetar a nuestra “humanidad”, para que todos podamos convivir en paz, con serenidad,  dialogo y  buen entendimiento.

¡FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO NUEVO 2016!
MENCHU GIL CIRIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada